TRADUCTOR

IMPORTANCIA DE LOS JUEGOS Y JUGUETES LUDICOS

La importancia de los juegos y juguetes 

lúdicos en la primera infancia

Los juegos no sólo mantienen a los niños pequeños activos u ocupados, sino que si se escogen los juegos y juguetes adecuados para cada edad, estimulamos la inteligencia de nuestros niños y niñas de una manera divertida.
A través de los juegos incitamos a los niños y niñas a descubrir el mundo, a interrelacionar y despertamos su interés. Esta curiosidad natural que surge en los pequeños hace que se vayan desarrollando diferentes habilidades: desarrollo psicomotriz, espacial, imaginación, motricidad fina, gruesa entre otras cosas.

Los juegos no sólo mantienen a los niños pequeños activos u ocupados, sino que si se escogen los juegos y juguetes adecuados para cada edad, estimulamos la inteligencia de nuestros niños y niñas de una manera divertida.
A través de los juegos incitamos a los niños y niñas a descubrir el mundo, a interrelacionar y despertamos su interés. Esta curiosidad natural que surge en los pequeños hace que se vayan desarrollando diferentes habilidades: desarrollo psicomotriz, espacial, imaginación, motricidad fina, gruesa entre otras cosas.
Por eso los especialistas recomiendan tener a los niños activos desde que nacen. Aunque se considera que el periodo de mayor actividad y curiosidad de los pequeños es entre los 18 meses y los 3 años de edad, ya que es en este periodo cuando empiezan a hablar y a moverse de un lado a otro, todas las etapas del crecimiento juegan un papel primordial en el desarrollo de diferentes habilidades y aptitudes.

Los mejores juegos para cada edad

En los primeros seis meses de vida, la gran estimulación es la lactancia. El baño es ideal para que los padres acaricien y les hablen. Aprovechar el cambio de ropa para realizar pequeños ejercicios para fortalecer la musculatura y la movilidad. Desde las primeras semanas el bebe juega, mueve los brazos y piernas, intenta agarrar la mano de la mama. A esta edad le atraen más las personas que los objetos, les encanta sus voces y les fascina ver rostros. Por esta razón es de suma importancia que los padres y cuidadores utilicen ayuda de los juguetes adecuados para poder realizar una estimulación efectiva.
Los juguetes más adecuados son los que tienen contrastes de colores, (en los primeros 3 meses solo vera el blanco, negro y rojo) sonidos y música suave (clásica). Además, les atrae los objetos móviles que se ubican en la cuna, espejos, libros pequeños de tela o cartón con figuras grandes y colores fuertes, anillos de colores fuertes que se puedan chupar y morder son ideales. Este tipo de juguetes les estimulan la visión, el tacto, la audición y empieza a dar sus primeros pasos para desarrollar la motricidad fina y gruesa.
Entre los nueve meses y el año y medio, es el momento ideal para que empiece a aprender conceptos relacionados con el espacio, y a coordinar sus manitas y sus ojos, por ejemplo, para coger cosas. Cuando esté en el parque puedes colgarle de las barras juguetes, cascabeles, lazos a los que pueda llegar estirando los brazos o poniéndose de pie. En esta edad juguetes de tela con diferentes texturas, sonidos, cuentos con imágenes, son muy importantes para que empiecen a asociar figuras, texturas, colores y así mismo estimular sus sentidos.
Entre el año y medio y los dos años es muy recomendable que tenga algún juguete con ruedas que pueda empujar y le sirva de «apoyo». Esto le ayudará mucho a mejorar la coordinación cuando está empezando a dar sus primeros pasos. Los juguetes que consisten en un tablero de madera con agujeros, en los que se encajan piezas de distinta forma, tamaños y texturas son también una buena idea. Los juegos de bloques de madera donde aprenden a asociar colores, tamaños, a apilar son excelentes para desarrollar el equilibro, el agarre y la motricidad.
Entre los dos y tres años es un momento perfecto para ayudarles a explotar al máximo su creatividad: que no le falten juguetes, rompecabezas sencillos de construcción en madera (siempre teniendo cuidado con los tamaños, nada que se pueda tragar o que pueda resultar peligroso), juegos de bloques de madera, dominós, juegos de memoria donde desarrollen la capacidad de memorizar, de relacionar y asociar objetos, colores, animales, formas, etc. De esta forma aprenden vocabulario, coordinación, asociación y refuerzan la motricidad fina y gruesa, que se ha venido trabajando en los meses anteriores.
Realizar los ejercicios de estimulación adecuados para cada etapa en tu bebe ayudarán a que este pueda tener un desarrollo cognitivo sano, crear lazos afectuosos con sus padres y familia y lo más importante permitirá que tu bebé sea feliz mientras aprende.

2 comentarios:

Seguidores